En una historia desarrollada durante la Guerra Fría, el estadounidense Bobby Fischer (Tobey Maguire), un prodigio del ajedrez, queda atrapado en un simbólico duelo ajedrecístico cuando se enfrenta a la Unión Soviética. El filme relata la preparación de Fischer para su enfrentamiento con el campeón ruso Boris Spassky (Liev Schreiber), que se disputó en el año 1972.

Basada en una historia real, Gussi Cinema nos trae esta nueva y atrapadora película en la que nos muestran la dedicación y la demencia que convirtió a Bobby Fischer en el mejor jugador de ajedrez del mundo.

Tobey Maguire hizo un excelente trabajó, de ser el sumiso hombre araña pasa a ser un hombre desesperante, egocéntrico, narcisista e incluso pedante que se empeña en hacer su voluntad, y no parará hasta conseguir lo que quiere: humillar a los rusos.

_PS_TR_04062.CR2

Boris Spassky

Pero su mente le hará una mala jugada, dentro de toda su “seguridad” por creerse el mejor en el juego de ajedrez y en sus aires de grandeza cree que los rusos lo están espiando, cree que conspiran contra él y que quieren destruirlo con tal de que no gane el campeonato. Esto lo lleva a alejarse de su familia, de sus conocidos e inclusive de su cordura.

PAWN SACRIFICE
Bobby Fischer

Debido a la época en la que se desarrolló este encuentro de ajedrez, los estadounidenses de verdad necesitaban este triunfo, lo estaban perdiendo todo y si este chico pedante los podía hacer quedar bien frente al mundo lo apoyarían en todos sus berrinches, aunque él abuse de eso.

La jugada maestra es una película para conocer más de la época de la Guerra Fría desde otra perspectiva, ese año la tercera guerra mundial se jugó desde un tablero de ajedrez. Les recomiendo que vayan a verla, eso sí deben tener mucha paciencia porque seguramente, como yo, querrpan traspasar la pantalla para darle unos cuantos golpes a ese Bobby Fischer.

PAWN SACRIFICE