El viernes 11 de marzo estrena en cines la nueva película de acción Londres Bajo Fuego; secuela de “Ataque a la Casa Blanca”. Esta vez Londres será atacada durante el funeral del Primer Ministro británico

Una lujosa boda se lleva a cabo en Lahore, Pakistán. Pero el padre de la novia Aamir Barkawi (Alon Moni Aboutboul) es un traficante de armas mortales y uno de los hombres más buscados del mundo. Un ataque de drones asesina rápidamente a varios invitados a la boda, incluyendo la hija de Barkawi. Sin embargo, él no recibe lesiones graves y, tanto él como sus hijos juran venganza.

4K0K3772.CR2

Dos años más tarde, en Washington, D.C., Mike Banning y su esposa Leah (Radha Mitchell), con un matrimonio más fuerte que nunca, esperan con impaciencia la inminente llegada de su primer hijo. Desde que el presidente Asher asignó a Banning el cargo de Agente del Servicio Secreto, éste está siempre en estado de alerta. Cuando el primer ministro británico muere inesperadamente, Banning sabe que él y la directora del Servicio Secreto Lynne Jacobs (Angela Bassett) deben prepararse para acompañar al Presidente al funeral de estado que tendrá lugar en la catedral St. Paul de Londres.

Con la asistencia prevista de los líderes más poderosos del mundo, el funeral constituirá el evento con mayor seguridad en la Tierra. Sin embargo, a momentos de la llegada, varios jefes de estado son asesinados y lugares emblemáticos de Londres son atacados.

DSC_0262.NEF

Y así es como Londres queda bajo fuego, Mike está atrapado en medio del caos con un sólo propósito: salvar al presidente de los Estados Unidos (Aaron Eckhart)

LHFDavidAppleby_CS26_030815_0163.NEF

Mientras yo veía la película pensaba: “Yo también volaría Londres si mi hija hubiera sido asesinada el día de su boda y uno de mis hijos hubiera quedado paralítico por la explosión”

Es cuestión de perspectivas, la típica pelea de oriente contra occidente, en el que ambos tienen razones justificadas para atacarse y atacar inocentes, pero eso es punyo y aparte, lo que importa es hablar de toda la acción que vemos en esta película.

Hay balazos todo el tiempo, muertos, sangre y un guardaespaldas que todos desearíamos tener.

Algo no tan bueno, son los efectos especiales, les falta un poquito de realizmo para que no parezcan de Power Rangers, pero no hay duda de que la película cumple con su cometido, el de entretenerte un rato e inclusive reír porque el estilo Gerard Butler es sensacional para que pases un buen rato.

Debes ver esta película sí y sólo sí, como a mi papá te gustan las películas de acción graciosas en las que quieres ver muertos todo el tiempo, si este es tu caso corre a verla ahora.

Lo bueno: La acción te mantiene con los sentidos  flor de piel

Lo pichurriento: Los efectos especiales y lo poco real que a veces parece

La sorpresa: El malo :O el infiltrado en el gobierno de Londres es toda una sorpresa que no se esperan, pongan mucha atención para que no les pase como a mí y no sepan ni de donde salió.