Vive por mí es la más reciente producción mexicana que llegará a los cines este fin de seman. Ésta centra su premisa en la donación de órganos y en retratar la desesperación que llegan a sentir las personas que se encuentran en dicha situación.

La película cuenta  las azarosas vidas de tres personajes que esperan untrasplante de órganos, a lo largo de un mes. El tiempo que transcurre entre dosaccidentes que marcan sus vidas y cruzan sus destinos, obligándoles a enfrentarse a la vida y a redimir cuentas con su pasado.

Aquí en Relevant les contaremos lo padre y no tan padre de la película:

Lo padre:

Vive por mí busca crea conciencia y toca el tema -poco común- del transplante de órganos. Através de las diversas situaciones que vemos en pantalla podríamos llegar a comprender que es necesario donar, que la vida que llevan los pacientes no es fácil e inclusive su desesperación los lleva a tomar medidas extremas y drásticas.

Cuenta con un reparto que hemos visto incontables ocasiones y que saben lo que hacen como: Tiare Scanda, Margarita Rosa de Francisco, Rafael Inclán, Tenoch Huerta, Juan Manuel Bernal

Ianis Guerrero -a quien hemos visto en Nostros Los Nobles y Club de Cuervos- nos regala una interpretación dramática y diferente, una faceta que no le conocíamos.

Lo no tan padre:

Vive por mí tiene grandes fallos. Entre ellos podemos encontrar el que las tomas la mayoría del tiempo son cerradas. Esto quizá sea con la finalidad de que entendamos el sufrimiento del personaje, sin embargo causa lo opuesto y se vuelve tedioso.

Como ya mencionamos, son tres historias, tres pacientes que necesitan un riñón, sin embargo la historia no lleva un ritmo o una coherencia, cambia de escenarios de un momento a otro sin explicación.

Al final la película te deja con más dudas que respuestas, lo único claro es que necesitamos ser más empáticos con los que necesitan un órgano.

 

Vive por mí estrena este fin de semana en la cartelera mexicana ¿irás a verla?