Los roedores están de regreso, después de pasar un tiempo como reyes comiendo todo lo que pueden en una abandonada tienda de nueces, deben volver al parque y se encuentran con más problemas: el parque Libertad será destruido. Así que Surly, Andie y los demás tendrán que encontrar en dónde vivir o enfrentar a los humanos que quieren destruir su hogar.

Y ahora hablemos de lo que está padre y no tan padre de esta película.

Lo padre

La animación quizá no es estilo Pixar, sin embargo se defiende, está bien realizada y con atractivos y coloridos personajes que sólo pueden encantar a los más pequeños del hogar.

Además contener variados chistes que mantendrán ocupados a los pequeñines y uno que otro que para los adultos.

Finalmente otro factor a su favor es el doblaje, aunque muchos no disfruten de las películas dobladas, esta película cuenta con voces de calidad.

Y lo más padre es que no necesitas haber visto la primera para entender ésta.

Lo no tan padre

Es claramente una película para niños, así que quizá los adultos que los lleven pasarán unos cuantos -varios- minutos de aburrimiento.

La historia corre de muy rápido a muy lento, los conflictos no tienen sustento y se resuelven de la nada, una cosa lleva a otra sin mucho sentido.

 

Claramente Locos por las nueces 2 no es la mejor película que verás y tiene varias fallas, pero los pequeños la disfrutarán bastante.