Las críticas no han sifo nds favorables para la nueva aventura de Lara Croft, así que me resistía a verla, pero hoy me aventuré a pasar más de 2 horas viendo a Alicia Vikander ser golpeada una y otra vez.

La historia comienza bien, y fue bastante divertido ver la secuencia del zorro y los cazadores pero la película como tal me resultó aburrida y lenta.

Comprendo que Lara Croft sienta la necesidad de rechazar su herencia para que el guión y la trama ee la película tengan coherencia. Sin embargo jamás llegué a sentir ese amor entre padre e hija  que se supone debería ser el pilar de la historia.

Todo el tiempo me sentí más identidicada con el villano, un hombre que es manipulado por sus jefes, que está atado de manos y que hará lo que sea pra vocer a casa junto a su familia.

La película de siente dividida en 3 partes, una de ellas es Indiana Jones, la otra La Momia y terminamos con Alicia Vikander siendo repartidora de Uber Eats.

Y por si todo esto no fuera suficiente los efectos especiales me parecieron bastante deficientes, sabemos que nada de lo que pasa ahí es real pero al menos se hubieran esforzado tantito para que nos sintiéramos en una isla desconocida.

“Afortunadamente” no todo está perdido para esta cinta, Alicia Vikander no estrega una Lara Croft bastante buena, interesante, vulnerable pero sobre todo inteligente que muestra cómo son las mujeres de este siglo, sin caer en sexualizar al personaje. Con ella sufres cada golpe, cada caída, cada persecución y es ella quien le da el toque de acción y emoción a la película.

Tendremos que ver si esta nueva película gusta lo suficiente como para continuar con la franquicia que el estudio tiene prevista.