Se podría decir que el cine mexicano no está en su mejor momento, las películas que se están estrenando son algo desastrosas y para nada bien recibidas por los críticos.

Pero, de repente llega un rayo de esperanza a este sombrío paisaje…

Hace 10 años Mirzi Arreola y Amir Galván tuvieron la idea de retrarar una historia que pone a la luz la corrupción que se vive en las cárceles mexicanas.

La Cuarta Compañía nos deja conocer a “Los perros” de Santa Marta, un equipo de fútbol americano de 1979 que era la prueba de cómo los reos se reformaban a través del deporte. Pero, como la mayoría de las cosas “buenas” de México sólo era una cortina de humo, pues mientras en el día los jugadores anotaban goles de campo, por la noche las autoridades los “obligaban” a robar autos y bancos.

Esta triste historia real se combina con un poco de ficción, personajes muy bien diseñados y una manufactura impecable.

Mitzy y Amir, pasaron 10 años aferrados a esta película; y fue la mejor decisión que pudieron tomar ya que el año pasado su película fue acredora de 20 nominaciones al premio Ariel y se llevaron 10 estatuillas a casa entre ellas la de Mejor Película.

Esto para los creadores supone un orgullo inmenso a lo Mitzi en entrevista nos comentó:

En cuanto a los premios Ariel, no buscamos compararnos pero la película está un Ariel abajo de “Amores Perros” y uno arriba de “El Laberinto del Fauno” Para nosotros eso representa un honor, la forma en que la crítica recibió nuestra película

El que la película ya se presente al público significa  la culminación de un ciclo, las películas no existen si el público no las ve. Esperamos que La Cuarta Compañía explique de manera entretenida la realidad de lo que se vive en Santa Marta y que las nuevas generaciones pueda conocer a los personajes.

Mitzi y Amir rodaron la película dentro de la cárcel Santa Marta Acatitla. Involucraron a los reos y les pudieron presentar la película. En cuanto al ambiente que experimentaron durante este arduo proceso de filmación hasta el día de la presentación de la película los realizadores comentaron:

Esta película fue toda una experiencia de vida.

Convivir y estar dentro de la cárcel nos hizo valorar las pequeñas cosas, apreciar la libertad y no “subirse al tabique”

El día en que presentamos la película a los reos fue muy emotivo. Ellos le dieron otra lectura e inclusive reían de las situaciones que se presentan.

Al final uno de los reos nos dijo: “Está muy buena y les quedó bien… pero se quedaron cortos con lo que en realidad pasa.”

Como se mencionó al principio La Cuarta Compañía es una película bien hecha en muchos aspectos, desde la manufactura y la técnica hasta la historia y la investigación exhaustiva que se realizó para plasmar lo más que se pudiera de  “Los Perros” que si bien no es una situación actual se siente muy latente la corrupción que se vive no sólo en las prisiones mexicanas sino en nuestro país.

Esta es una película que vale mucho la pena ver ¡Vamos Perros! todos al cine.