Un juego de “verdad o reto” se convierte en una pesadilla infernal para un grupo de universitarios de vacaciones en México. Las reglas son simples: di la verdad o morirás, cumple el reto o morirás, si dejas de jugar, morirás.

A pesar de que puede resultar atractiva no solo por la premisa en si, sino también por el elenco tan fresco que presenta, esta película no ha logrado complacer a la crítica y duramente logrará complacer al público en general ¿por qué? Fácil, porque se vende como una película de suspenso, prometiendo sacarte varios brinquitos y al final sólo logra desesperarte y dar risa.

Algunos críticos especializados la han catalogado como ridícula y sin originalidad. Al parecer el verdadero reto será convencer a la audiencia de que vale la pena verla ¿verdad?