Seguramente no habías pensado en esto.

Pocos eventos en Marvel son trascendentales desde aquel lejano Julio de 2006, cuando Civil War provocó escases de cómics, la casa de ideas no había tenido una historia que sacudiera tanto a la opinión pública y eso se debe principalmente a que trataban de repetir la fórmula. Civil War fue una crítica a las leyes post-911 en EUA contextualizadas a un conflicto heroico y una muerte que marcó al Universo Marvel, el epílogo, historia y drama emocionaron a muchos hasta el llanto, cosa que su adaptación cinematográfica no logró porque obviamente no era la misma historia, tenía mucho menos personajes, no había crítica al gobierno y el Capitán América no murió.

secret-empire-omega-cover-1020356-1280x0

Pasó mucho tiempo para que una historia fuera de tal magnitud. Marvel se dio a la tarea de romper corazones, matar personajes y volver malo al más bueno. Secret Empire sin duda no era cosa fácil. Es una protesta de Nick Spencer hacia el pueblo norteamericano tras su elección por Trump, habla de cómo se pierde la esperanza en la humanidad, como literalmente los ciudadanos se encuentran en una burbuja de oscuridad, dónde un puñado de héroes  se levantan contra el fascismo y como los mismos caen ante un regente ebrio de poder.

¿De qué va la historia? El internet explotó con la serie de All New “Capitán América: Steve Rogers”, en ella vemos como nuestro héroe traiciona a su escuadrón y pronuncia las terribles palabras: “Hail Hydra”.  Inmediatamente Spencer empezó a recibir tuits de odio, incluso una chica decidió quitarse la vida en EUA, evidentemente el público sobre reaccionó. Resulta que todo era obra de un cubo cósmico que cambió eventos del pasado, fue así como Steve Rogers se convirtió en el mejor agente de Hydra de todos los tiempos y en el mejor dictador de Norteamérica. El racismo, fascismo y sometimiento fueron la tendencia de este poderoso Capitán que se dispuso a juntar fragmentos del cubo cósmico para que Hydra gobernara a todo el planeta.

FullSizeRender.1492533297

El plan masivo de Hydra consistió en dejar fuera del planeta a los más poderosos como Capitana Marvel o Hyperion, bajo un ataque chitauri, el Capitán fue nombrado Presidente y comenzó la tiranía. Después atacar las bases de los Vengadores o X-men, reclutó a Otto Octavius que estaba desmantelando Industrias Parker y justo utilizó Hydra para derrotar a Spiderman, además unió a su causa a un sujeto sin moral como Deadpool, la mente poseída de Scarlett Witch y chantajeó a Thor con la inminente muerte de Jane Foster, así logró un grupo de Vengadores que serían su equipo de seguridad.

United_We_Stand-1

Como en todo régimen autoritario hay héroes, y en esta historia son los Underground, un grupo pequeño de ex Vengadores que se opuso y eran perseguidos hasta la muerte. Lástima que los cómics no son como en la vida real, en ellos siempre hay una especie de “deus x machina” que resuelve la situación, eventualmente los verdaderos recuerdos del Steve Rogers se materializan en el Capitán América real, ese que protege al indefenso. Finalmente logra vencer a su opuesto de Hydra consiguiendo levantar el martillo de Thor. Secret Empire tiene momentos siniestros, vemos la ejecución de Rick Jones, el asesinato de Black Widow, la cena con Hank Pym-Ultron, una de las más perturbadoras de todo Marvel. El final fue verdaderamente épico, todos los vengadores derrotados pero a sabiendas de su inferioridad siguen peleando, sólo para que el verdadero Steve Rogers reclamé su escudo y su lugar. El epílogo nos muestra como Steve Rogers se ve rebasado por los actos de su opuesto de Hydra y la gente ha perdido la fe en él, Falcon es ahora el Capitán que la gente reconoce y repudian a Steve… Piensen en qué presidente de color se extraña y qué presidente es repudiado en todo el país.

Por otro lado, es una historia muy recomendable, es difícil odiar al Capitán América, cuando lo hemos amado y defendido en otras historias como Secret Wars y la propia Civil War, las consecuencias de Secret Empire fueron de verdad increíbles.