No más Linkin Park, no más “nu metal” y la música sigue deformándose cada día más.

Perdónenme queridos lectores pero haré esto desde un sentir personal. Quiero escribir, más que de Chester, de su legado en Linkin Park, y es que ha dejado un gran vacío, a un año de su fallecimiento, sigo sin creerlo. Que si bien, en su momento muchos compartieron la noticia sin haber escuchado tan siquiera In the end, yo puedo remontarme a mis años de secundaria donde al ritmo de Numb, ignoraba a los peores profesores que he tenido o en la prepa mientras escuchaba CrawlingLinkin Park marcó a más de una generación, recuerdo que tenía que pedirle prestados los discos a mi hermano y los vecinos se molestaban por esta talentosa voz a cuál se le rinde homenaje desde las redes sociales.

LinkinPark-InTheEnd117

Años y años escuchándolos, superando momentos en compañía de mis audífonos, pero recuerdo también haciendo una mueca torcida, el enfado que sentí cuando les ganó lo “comercial” y prestaron su música a las películas de Transformers, sólo porque en el vídeo de Somewhere I belong, vemos juguetes de ellos, pero me sorprendió que aún con lo viciado que es el mundo del cine, Linkin Park seguía siendo un excelente grupo, pensé que empezarían a caer en este rollito de la experimentación y… Oh, esperen, si cayeron un tiempo en eso, pero fue mucho después, mi punto es que Bennington se vino a suicidar en una época llena de memes y donde la opinión es como el trasero de cada quién, sí, todos tenemos uno y damos por hecho que el de los demás apesta.

083708_450399

Es por eso que ahora vemos cosas como “Ay sí, ahora todos son fans de Linkin Park” o “Rip Chester Chetos“, ah pero no les hagan un meme de Juan Gabriel porque pierden la cabeza, la doble moral que se percibe hoy día es brutal, y sí, lo cierto es que Linkin Park fue de mis grupos favoritos, posiblemente lo último que me gustó fue Leave Out All The Rest y es irónico porque es una canción que habla precisamente de muerte, dolor y tristeza, además de que discrepa en demasía de clásicos como Bleed it out, Breaking The Habit, Faint y por supuesto In the end. Hace exactamente un año, más o menos a esta hora, me preguntaron “¿Por qué crees que se haya quitado la vida?”. No supe que decir, solo pude pensar en Leave out all the rest, por el resto del globo, numerosos artistas se sumaban al lamento, entre ellos mi cantante favorito, Billie Joe Armstrong, vocalista de Green Day, quien publicó que conoció a Chester un par de veces y que era un sujeto tímido, talentoso e inteligente pero que las drogas y la adicción siempre son cosas difíciles.

giphy (1)

Creo que me caí en la cuenta cuando leí las palabras de Billie, porque aún viajo con mi lista de canciones de aquellos años, y es extraño, no diré triste ni duro, sólo “se siente extraño” que una voz que te ha acompañado en tantos momentos de tu vida, ahora se ha silenciado. Sí queda la música, pero no habrá otro Linkin Park, a estas alturas es virtualmente imposible tratar de buscar una voz similar, no veo a nadie más que pueda alcanzar las notas y mucho menos que tenga el mismo tono que él, ahora… si has llegado a este punto, será mejor que escuches Leave Out All The Rest. Y si el inglés no es lo tuyo, te recomiendo que pongas el vídeo subtitulado, pues en verdad que esa canción describe perfectamente lo que Benington tuvo una infancia dura, sufrió de incontables abusos, como adulto se centró en ayudar otros pero principalmente en el trabajo, en hacer que su voz y sus pensamientos llegaran a las personas, a un público que no podía expresarse y que encontró en el Nu Metal una manera de vivir sin sufrir.

Hasta siempre Chester, sé que dejaste un mundo en el que vivías “a merced del dolor y el miedo”, pero nos enseñaste que “se puede vivir si se estás dispuesto a poner fin a lo que te está matando.