13 brutales capítulos que te mantienen al filo del asiento.

ATENCIÓN ESTE POST CONTIENE SPOILERS IMPORTANTES.

Anteriormente, Daredevil había demostrado ser la mejor serie de una tanda que Netflix nos presentó, a pesar de que Jessica Jones, Luke Cage e Iron Fist (Etas últimas 2 actualmente canceladas), no fueron malas, simplemente no hay punto de comparación, lo que Marvel y Netflix lograron con Daredevil, fue extraordinario.

Desde el principio nos muestran un Matt Murdock derrotado tras los acontecimientos en Defenders (Basicamente le cayó un edificio encima y se culpa por la aparente muerte de Elektra).

Con el espíritu quebrantado, la audición a media capacidad, sus poderes diezmados y sin continuar combatiendo, Matt decide que lo mejor es dejar que sus seres queridos lo den por muerto pues ya les ha traído muchas desgracias. En este punto Charlie Cox hace una actuación magistral, su interpretación no tiene peros, nos muestra un personaje humano, por momentos deprimido y sin esperanzas, en un punto incluso la idea de quitarse la vida no le parece tan mala.

Sin embargo, todo cambia con una noticia impactante: Wilson Fisk logra manipular al FBI para conseguir la libertad, cabe resaltar que Vincent D’Onofrio retrata un villano perfecto, de esos que odias con fervor pero admiras por su inteligencia y por el reto que representa para nuestro protagonista, es la antítesis de nuestro héroe.

La subtrama de los agentes

Por lo general los policías o agentes del FBI son personajes molestos y pesados en este tipo de series pero, sorprendentemente no es el caso ya que son la prueba del poder que Wilson Fisk tiene y la verdadera clave que lleva a la resolución en el capítulo final, además nos presentan por primera vez a un brutal y atormentado Ben Poindexter, quién logra ursurpar a Daredevil y comienza su camino como el super villano Bullseye, de hecho la serie termina con una tremenda referencia a este que hace gritar a cualquier fan.

Grandes secretos y personajes de apoyo

Nuestro protagonista se empeña en estar solo pero nos deja una lección que es difícil de aprender en cualquier serie que no sea tipo sitcom: Los amigos no abandonan.

Por otro lado, Matt poco a poco se da cuenta que todo lo que ha pasado en su vida lo llevó a ser Daredevil, es entonces cuando descubre un impactante secreto que hará que se te caiga la quijada.

El trasfondo

Tomando como base Born Again, la ya clásica historia de Frank Miller, esta temporada está plagada de referencias, como la drogadicción de Karen Page o que es ella quién le revela la identidad de Matt a Wilson Fisk

Esta temporada se centró en explotar de forma magistral su trama en base a temas como la caída, redención y la pérdida de la esperanza. El retorno de Matt Murdock está marcado por la pesadumbre y desazón que surgen luego de que perdió el rumbo, para reflejar los mejores elementos de un héroe que a pesar de no tener oportunidad, intenta pelear a ciegas, con sus poderes a la menor capacidad, incluso incriminado, tanto como Daredevil como civil, Matt Murdock se convierte en un hombre no sólo buscado, sino en el enemigo público de Hell’s Kitchen.

El héroe limpia su nombre

Algo que todos aman es ver caer a un héroe, pero algo que todos aman aún más es ver cómo logra ascender, a pesar de las violentas muertes que vemos, la tremenda corrupción del FBI y el hecho de que Wilson Fisk controla al 90% de los ciudadanos, Daredevil toma una pequeña oportunidad y la lleva a un épico final con un combate brutal en el que Matt debe tomar una decisión que defina el resto de su vida.

Calificación

10/10

Perfecta.