Análisis con spoilers

Con tan sólo un día “Spider-man”, el cómic que  Jeffrey Jacob Abrams trabaja junto a los trazos de la talentosa Sara Pichelli, se ha convertido en todo un fenómeno y es que se atreve a hacer algo que si bien ya hemos visto en los paneles de de Spidey, no es tan común. Dar brincos de tiempo y ambientar

historias completamente nuevas no es nada sencillo, pero usualmente son de las mejores. Esta historia arranca con un Peter Parker más que golpeado en compañía de Mary Jane, hablan de alguien muy especial y de pronto unas criaturas que parecen un homenaje a los Xenomorfos de la saga Alien los atacan terminando dramáticamente con la vida de la pelirroja.

Hasta ahí el increíble comienzo de una historia que da otro salto en el tiempo para presentarnos a Benjamin, un adolescente que es el hijo de Peter y MJ, mientras que este chico enfrenta el dolor de cabeza que implica tener la sangre de Spidey corriendo por sus venas, vemos un Peter Parker, acabado, golpeado por la vida, deprimido, e incompleto tanto emocional como físicamente luego un vistazo rápido al villano de esta historia Cadaverous, quién al parecer tiene algo siniestro entre manos.

El último panel nos muestra un trago de nostalgia y un amargo sabor de boca, con tan sólo unas cuantas páginas no podemos evitar sentir tristeza por nuestro amigable vecino y empatía por quién al parecer heredará el gran manto, el gran poder y la gran responsabilidad, esta es una historia que vale la pena seguir, sin dejar de lado claro la historia central que está a cargo de Nick Spencer. Por otro lado JJ Abrams no se ha cansado de decir que este cómic está “ambientado en el futuro”, pero tomemos esto con pinzas, pues no sabemos el futuro de qué universo, y aunque los trazos de Sara Pichelli siempre serán un deleite, distan de lo que vemos plasmado en el volumen 5 en The Amazing Spider-man y por supuesto la clave está en las palabras The Amazing, pues al no llevarlas podemos descartar cualquier relación con la tierra 616 que como todos sabemos, es la principal.

Aún con todo lo anterior, esta historia arrancó de una manera tan inesperada que dejó a todos los cabezas de red con hambre de más. Y fue un golpe duro para los que desconfiaban de JJ Abrams, quien aún con el arrollador inicio de su cómic, no puede cantar victoria, recordemos que los finales no se le dan precisamente bien y Star Wars es la prueba viviente de que el señor sabe regarla, por el momento no queda más que disfrutar este alucinante comienzo. Si quieres leerte el cómic, te lo dejamos a continuación de la mano de una página amiga, sólo recuerda una vieja y confiable frase:

Los cómics, lucen increíbles en un monitor pero es mejor tenerlos en las manos