Todos sentimos un tremendo cosquilleo de emoción cuando aparecen las letras “Hace mucho tiempo en una galaxia muy, muy lejana”. Pero ¿es esta película el cierre que merece Star Wars?

De entrada, si eres un “conocedor” de cine de arte polaco en blanco y negro, esta película no es para ti, si no eres fan de la mitología de Star Wars, esta película no es para ti, lo que es más, te parecerá forzada, decepcionante o irrelevante. Estás avisado.Si por el contrario, te encanta la franquicia, amarás esta cinta, si eres fan casual pero odiaste el fatídico episodio VIII, amarás esta cinta.Si hubiese que poner en pocas palabras esto sería más o menos así: J.J. Abrams tomó un trapeador gigante y limpió toda la ca**dera que Rian Johnson nos dejó.

Una película que está pensada para fans, plagada de referencias y juega con una fórmula que ya se tiene bien medida: La nostalgia. Desgraciadamente era de esperarse la polarización con esta película, luego de los cabos sueltos de el despertar de la fuerza y el desastre de los últimos jedi era muy difícil que una película lograse resolver todo y contentar a los fans en el proceso.De todas formas, si eres un verdadero fan te tomarás un minuto de reflexión sobre lo siguiente: El peor pecado de esta trilogía fue no haber hecho, en su total y libre medida, una adaptación de todo el universo expandido que se formo luego de la trilogía original, simplemente no haber podido ver a Han, Luke y Leia juntos una vez mas es una de las mayores decepciones. Desde luego que tienen sus momentos y sus respectivos homenajes, y son perfectos, claro que ya no había manera de sacarlos juntos, pero fue un error que se cometió desde el principio y en esta película era imposible corregir.

La trilogía empezó tropezada, continuó desangelada pero al final logra salvarse dando respuesta a todas las incógnitas que se formaron en El despertar de la fuerza e ignorando la cantidad de subtramas y personajes secundarios que se formaron en The Last Jedi, no obstante están ahí pero no importan más. Otro gran defecto es que la película es ultra lineal, no hay tiempo para respirar, todo el tiempo está pasando algo. Sin embargo se compensa para darle foco al verdadero villano que si vieron los tráilers ya saben quién es y que fue un tremendo acierto de parte de Abrams decir “alv vamos a escuchar a los fans, ahí lo tienen, amen Star Wars de nuevo”.

Más allá de esto la musicalización es perfecta y las actuaciones precisas. Daisy Ridley se mete tanto en su rol que por primera vez en toda la trilogía estás, como espectador y fan, exageradamente atento a lo que haga. Del lado de Adam Driver, tenemos un Kylo Ren finalmente desarrollado, le tomó bastante, pues honestamente a pocos o nadie le gustaba este “villano”. Quién finalmente acaba teniendo un rol por demás digno (ya era hora). Si alguien se lleva la película es sin duda Anthony Daniels, nuestro querido C3PO se luce y nos regala momentos emotivos e incluso llega a ser parte clave para el desarrollo de esta historia en particular.

SPOILERS A PARTIR DE AQUÍ.

Desde el primer segundo nos dicen que Palpatine está vivo y será el dolor de cabeza que solía ser. Lo cumple.

Hay usos de la fuerza extremadamente raros, por ejemplo la habilidad de curar heridas, en un punto, Rey cura un gusano gigante y en otro cura al propio Kylo Ren de una herida de sable argumentando que sólo “brinda parte de su vida a través de la fuerza”. O sea wey ni el mismísimo Yoda podía hacer eso. Hablando de esto Kylo Ren logra revivir a Rey tras la pelea final WTF?!Otro gran problema es el hecho de que sí forzaron algunas cosas ¿Neta un beso entre Kylo y Rey? ¿Cómo para qué?

Si eres extremadamente fan algunas cosas podrían hacerte derramar una pequeña lágrima, por ejemplo Rey, con todo perdido escucha las voces de los antiguos Jedi que le dicen “ASCIENDE” o cuando las fuerzas de Palpatine están por derrotar a la resistencia, Lando y Chewbacca aparecen en el Campo de Batalla con el Halcón Milneario en toda su gloria liderando un flota de civiles ¡Vaya momento!

Sin duda el momento polémico de la cinta es descubrir el linaje Sith de Rey y cómo esta lo ignora para convertirse en una Jedi… Aunque esta parte te recordará cierta franquicia de Disney:

– Yo soy todos los Sith

Y yo… Soy… Todos los Jedi

Las apariciones de los personajes originales son brutales, Luke, Leia y Han, aún por separado funcionan. Pero la escena final es sencillamente hermosa por las palabras de nuestra protagonista: REY SKYWALKER.

Conclusión (fin de spoilers)

Esta trilogía no tenía razón de ser, nuestros protagonistas originales acabaron de formas más extrañas que emotivas. The Last Jedi fue un error tremendo y corregirlo no era para nada sencillo, la labor de J.J. Abrams fue complicada. Realmente complicada, pero cumplió y no es perfecta, vaya, está lejos de ser una pieza cinematográfica compleja y digna de un Oscar PERO termina bien y todo el fan service te dejará satisfecho.

¿Calificación?
Es muy difícil, posiblemente un 8.0