Esta mañana, las redes estallaron tras un suceso lamentable en la ciudad de Torreón, sabemos que la violencia es un tema frágil, delicado y triste. Sin embargo, es hora de preguntarnos qué es lo que orilla a una persona “normal” a cometer actos tan desalmados como aparecer con un arma y atacar cobardemente.

La maldad no tiene edad, género, excusa o posición social. Mientras en Estados Unidos el foco es la posesión legal de armas, los gobiernos han querido hacer la vista gorda y echarle la culpa a la televisión, el cine y los videojuegos.

giphy

Para alguien que ha vivido poco más de dos décadas, es ya bastante usual, por no decir típico, que se quiera buscar una regulación más allá de la clasificación al contenido que consumimos. Si bien muchos videojuegos, programas o películas tienen material violento y explícito, satanizar y afirmar que son la causa de que alguien se levante un día con ganas de empezar a un tiroteo en una escuela primaria, es completamente errado.

maxresdefault

La ficción se ha convertido en un chivo expiatorio de los políticos, ni más ni menos. Porque seamos honestos, México vive un nivel de violencia, narcotráfico e inseguridad en general, al que nos hemos acostumbrado, caminamos con miedo a nuestras casas, trabajos o escuela, tenemos trucos para evitar que nos roben el celular. Muchas personas comunes coinciden en que, si ven a alguien asesinando a un criminal, no lo delatarían. Pero vamos, esa sólo es la punta del iceberg.

giphy (1)

Para políticos como Donald Trump, los videojuegos son horripilantes y glorifican la criminalidad ¿Neta? ¿Los videojuegos? ¿Y que hay con el hecho de que en su nación la gente consigue armas tras llenar un formatito y esperar unos días? ¿Qué hay de los otros países, como México, donde la comunidad gamer es muy reducida y específica, dónde lo que se glorifica no es la criminalidad por medio de una consola, si no las aventuras de buchones sombrerudos que se disputan territorios?

Trump, Washington, USA - 02 Oct 2019

Es momento de que como sociedad, más allá de lo que diga el vecino gabacho, nos demos cuenta que estamos sumergidos en la violencia y que nada depende de las historias que consumimos en las consolas, podremos cargarnos miles de zombies, pero sabemos, estamos conscientes que es mera ficción, un gamer gasta miles de pesos y horas en videojuegos, cabe resaltar que para conseguirlos necesitamos un buen trabajo ¿neta vamos a matar a alguien? Con trabajos podíamos defendernos de los bullys en la secundaria. Los videojuegos no son responsables, los gobiernos sí.

descarga (1)

https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js