Si una película podía entrar en la categoría de poco prometedora seguramente era Amenaza en lo profundo. El tráiler no vende una historia lo suficientemente solida como para que sea la primera opción cuando eliges que ver en el cine. No obstante, habría que darle una oportunidad ya que no es tan mala como parece.

Encabezada por Kristen Stewart esta cinta cuanta la historia de unos investigadores que se encuentran en lo más profundo del mar haciendo “excavaciones “. El problema comienza cuando el lugar en el que se encuentran comienza a explotar de la nada. Muchos mueren y los pocos sobrevivientes, entre ellos Stewart, deben encontrar una manera de subir a la superficie y ponerse a salvo.

Amenaza en lo profundo entra en el género de suspenso, el cual no logra mantener durante toda su duración. No obstante, hay momentos en que si te toman desprevenido logrará sacarte uno que otro susto por el cual ya habrá valido la pena el comprar tu boleto. Y aunque el suspenso no se encuentra a cada minuto resulta entretenida de ver a un nivel palomero.

Obviamente no es una película perfecta y está lejos de ser una joya en su género, algunos de sus defectos caen en diálogos absurdos y en lo predecible que se puede volver, mientras que te saca algún sobresalto, también es muy fácil que te des cuenta en qué momento “el peligro” se acerca. Esto aunado a una participación plana por parte de Kristen, a quien insisten en convertir en una estrella. Lamentablemente, sus líneas no ayudan ya que se la vive en un constante “No lo sé” y desde su participación en Crepúsculo que no hace una cara diferente cada que dice esa frase.

Por otra parte, aunque Kristen no termina de funcionar, un personaje que genuinamente me gustó fue el de Jessica Henwick, quien interpreta a una becaria que al principio muere de miedo por todas las situaciones que experimenta el equipo de sobrevivientes; pero que con el paso de la cinta evoluciona de mejor manera, convirtiéndose en un personaje racional y admirable.

Otro factor que encontré no tan apreciable son las “criaturas” submarinas que atacan la base en la que se encuentran, ya que me parecieron una mezcla entre las que salen en Un lugar en silencio y  los demogorgones de Stranger Things. Pero quizá este punto es muy exquisito y mucho pedir.

Amenaza en lo profundo es esa película que podrías ver si no alcanzas horario para la película que tenías planeada; lo bueno es que no habrá sido una pérdida de tiempo… del todo.