Después de 25 años los policías más rebeldes de Estados Unidos están de regreso con más acción y para demostrar que a pese a la edad aún pueden dar una última batalla juntos en la cinta Bad Boys para Siempre.

En esta nueva película Martin quiere retirarse para dedicarse a su familia, cuidar de su nieta y vivir una vida tranquila lejos dela violencia que ha rondado su profesión. Por su parte, Mike sigue ensimismado sintiendo que está en la víspera de sus mejores años, viviendo cada segundo por su profesión hasta que una fatal venganza comienza a merodear a su alrededor.

No sería mentira decir que de las tres películas de la franquicia esta es la que más acción justificada tiene y la que se siente más dinámica. La característica principal que sigue desde hace 25 años es la comedia y la buena química de los personajes principales quienes en esta nueva aventura el guion los hace conscientes de que el tiempo no pasa en vano y de que no son los mismos jóvenes que comenzaron con esta historia y es de lo que más se agradece y de donde se cuelgan para hacernos reír.

Entre las participaciones destacables podemos hablar de la mexicana Paola Nuñez, quien logra mantener una actuación respetable y a quien se le otorgó un personaje que permite que tanto las culturas y los idiomas de ambos países se entrelacen sin encasillar a los mexicanos en un estereotipo. Además, de que da la oportunidad perfecta para presentar a un personaje femenino digno de ser el líder de operaciones policiacas y mostrando igualdad con el su coprotagonico.

Caso contrario sucede con el personaje de Kate del Castillo quien parece estar empeñada en retratar lo peor que tiene México. En esta película la lucha es contra de un cártel mexicano y ¿Quién es la líder? ¡Bingo! Kate. El problema más grande considero que reside en la manera en que los mexicanos somos representados. El papel de Kate es el de una mujer despiadada que además es fuerte y poderosa porque le reza a la Santa Muerte y esto le permite tener cierto control sobre cómo mueren sus enemigos.

Además, claro que el cártel es peligroso y tan despiadado que mata a la luz del día, pero siempre sin herir inocentes… sólo dejándoles un pequeño trauma… para rematar con un español un tanto flojo y con el término ‘mijo’ siendo mencionado cada que se puede. Quizá deberíamos comenzar por fijarnos hacia dónde va la representación de nuestro país y la idea que se está esparciendo sobre nosotros, porque hemos pasado de ser los flojos sombrerudos a los asesinos a sangre fría ricos gracias a la distribución de drogas; imagen que además no nos ayudaría mucho si queremos que el presidente del vecino país deje de vernos como intrusos violentos.

Dejando de lado el tema cultural y para concluir claramente Bad Boys para Siempre no es perfecta, en cuanto a tiempo podría recortársele un poco ya que decae a la mitad de la cinta. Más allá de eso, es la opción perfecta para disfrutar de una telenovela llena de acción, drama y risas. Los amantes de las primeras películas quedarán complacidos con ver a este par regresar a las pantallas grandes.

Te podría interesar: