Seguro recuerdas aquella época en la que había que esperar muchísimo tiempo para que una película que viste en cines se estrenara en la televisión abierta o en algunos canales selectos de televisión por cable. Si bien todavía existen esta modalidades lo de hoy son las plataformas de streaming, y al generar estas su contenido original muchas veces es más difícil que lleguen los tan esperados estrenos de cine.

Es por ello que la otra opción es tener a la mano plataformas digitales de compra y renta, en las que pagas sólo lo que quieres ver y tienen disponibles estrenos recientes, algo que las plataformas de streaming tienen en su contra ya que los títulos recién salidos de las salas pueden tardar hasta 2 años en formar parte de su catálogo, convirtiéndose así en otro estilo de tele abierta en el que se tiene que esperar demasiado tiempo para volver a disfrutar de esa historia que te cautivó en pantalla grande.

El mexicano tiene una visión equivocada de la exclusividad de títulos para compra y alquiler digital y el tiempo en que las películas estarán disponibles en los servicios de suscripción.

La investigación mostró que, para muchos consumidores, la percepción es que los estrenos de cine tardan en llegar a las plataformas de streaming en promedio, de cinco a doce meses cuando esto es falso.

La realidad es la siguiente. Los grandes lanzamientos de cine llegan primero y exclusivamente a plataformas digitales de compra y renta para ser exactos 90 días después de su estreno en cine, en algunos casos incluso antes. Después, llegan a los canales de streaming también conocidos como proveedores de contenidos por suscripción, en donde el tiempo real que tardan en llegar gira en torno a los dos años.

Cuando se adquiere la película en modo de renta se cuenta con hasta 48 horas para mirar con toda la familia tantas veces como uno desee la película completa y sus escenas favoritas al azar, sin importar si es en la comodidad del televisor en la sala o en la tableta, teléfono celular o computadora. Transcurridas las 48 horas, el contenido desaparece de la lista personal y deberá alquilarse nuevamente para poder disfrutarla.

Mientras que, en modo de compra, la película forma parte del catálogo personal del usuario y puede verla todas las veces que desee a través del dispositivo que sea de su comodidad.

El precio de los lanzamientos en renta o de Video On Demand suele ser $50 pesos y $199 por compra. También existe la renta Premium o Premium Video On Demand que permite al consumidor alquilar los últimos lanzamientos sin tener que esperar mucho tiempo, por lo que el precio es de $99 pesos aproximadamente. Las películas de catálogo, como los clásicos y franquicias lanzadas anteriormente, se pueden encontrar en $40 pesos o incluso menos a la renta, el precio de venta varía según el título.

Los lanzamientos más importantes de este año de Sony Pictures Home Entertainment están disponibles exclusivamente en plataformas digitales de compra y renta:

Jumanji: El Segundo Nivel – 05 de marzo

Bloodshot – 1 de abril

Bad Boys y Un Buen Día en el Vecindario – 09 de abril

Mujercitas – 16 de abril

The Grudge -14 de mayo

Entre los estrenos en digital destacan también:

La cabaña siniestra con Riley Keough, Alicia Silverstone y Richard Armitage; The Enchanted Princess: The Royal Wedding, una elegante franquicia de animación entre princesas y realeza, que estará disponible en el mes de agosto; así como

la película de suspenso Una obra Maestra con Donald Sutherland y la estrella del pop Mick Jagger.