Spider-man No Way Home: El sueño hecho realidad

Si no has visto esta película mejor pasa de largo porque contiene altos Spoilers

Por fin llegó, la película más esperada de 2021, la película que se hizo tendencia más de 10 veces en Twitter, llena de filtraciones, presuntos fakes, baits y N cantidad de teorías. Spider-man No Way Home llegó acompañada de todo el fanservice posible y un final realmente triste para el personaje.

Vamos por partes, la película arranca justo donde nos dejó Far From Home, con Peter Parker sufriendo las consecuencias de lo ocurrido con Mysterio, sin embargo aunado a esto, el primer gran cameo llega en los primeros minutos de la película, Matt Murdock, interpretado por Charlie Coxx, con no más de un minuto en pantalla bastó para traer de vuelta a un gran personaje, menos mal que Kevin Feige se apiadó de la exitosa serie de Daredevil y lo trajo de vuelta abriendo una gama de posibilidades.

John Watts sigue con la fórmula que ya es sello de la trilogía de Homecoming, Peter comete alguna tontería y debe lidiar con las consecuencias, en este caso convierte un favor de Strange en un completo desastre, quizás resulta difícil que los villanos multiversales se relacionen con Tom Holland, afortunadamente no necesitan ser desarrollados del todo pues tenemos todo el contexto de sus respectivas películas. Lo interesante aquí es que muy pronto atacan y muy pronto nos dicen que Peter desea evitar que mueran, quiere darles una segunda oportunidad, esto es propio del personaje, Spider-man en los cómics cree en las segundas oportunidades, pero aquí es muy complicado ver la diferencia entre un error y una tontería, pues lleva a los villanos al departamento de Happy y los deja juguetear con tecnología Stark, lo que eventualmente conduce a la muerte de la tía May interpretada por Marissa Tomei y quién por primera vez parece tener un rol mucho más importante en una película de Spider-man.

Dicho lo anterior, los personajes de apoyo siguen siendo un problema, Tony Revolori, sigue siendo un nefasto Flash Thompson, mientras que los personajes de Zendaya y Jacob Batalon no son exactamente los más agradables, aunque la relación entre Peter y MJ se siente más orgánica y funciona mejor, esto quizás se deba a la química que tienen los actores en la vida real.

Ahora sí, hablando del platillo fuerte, que Andrew Garfield y Tobey Maguire volvieran es un sueño hecho realidad, ver a los tres Spider-man pelear juntos es un poema visual, acompañado por una épica mezcla musical de los tres Spider-man. Verlos en pantalla interactuando es algo que solo podíamos imaginar, ahora eso ya no es más un sueño, nos regalaron momentos realmente icónicos, pero más allá de eso, quizás una de las mejores secuencias es cuando vemos a nuestro protagonista rendirse tras muerte de la tía May y tanto el Spider-man de Tobey como el de Andrew cuentan sus historias de pérdidas, volviendo la poderosa frase de la responsabilidad, un momento tranquilo pero que pasará a la historia como uno de los favoritos de todo el fandoom.

Nuevamente John Watts nos trajo algo de humor innecesario y malos chistes en momentos poco oportunos, pero sentirás un alivio al saber que Alfred Molina y William Dafoe han sido tratados con muchísimo respeto y están excentos de esta práctica, ellos se llevan la película y el arco de redención del Doctor Octopus de Spider-man 2 fue notablemente respetado, todo está ahí, incluso el hecho de que Norman Osborn es en escencia la peor pesadilla de Peter Parker.

Otra escena perfectamente lograda es toda la secuencia de Dr. Strange peleando contra Peter Parker en la dimensión espejo, es fascinante y Benedic Cumberbatch realmente no funge como mentor de Peter lo cuál es perfecto, Peter no le teme, lo desafía y logra incluso derrotarlo.

La resolución de la cinta es bastante triste pero nos deja ver una de las mejores caras de Spider-man, un hombre virtuoso perseguido por sus errores que es humano y siente como todos, porque a pesar de lograr que cada villano se curase y regrese a su propio universo, él queda completamente solo y se muda a un pequeño departamento, muy al estilo de Spider-man 2, un destino agridulce porque salvó el día pero a costa de todo, no es un final feliz. Además, por primera vez, Tom Holland tiene una escena complicada, su Peter por primera vez está a punto de asesinar, por fortuna, los Spider-man más experimentados lo detienen, lo que nos deja ver qué de ahora en más, tendremos películas más serias y sombrías para el personaje.

Las escenas post créditos nos dejan ver a un Eddie Brock que solo fue a pasear al MCU pero dejando un pedazo del simbionte en este universo sin haberse cruzado con Tom Holland, nos da para toda una nueva franquicia. Calzando perfectamente con el final. Mientras que la segunda nos deja ver ya cosas de Multiverse of Madness, esa película ya poco o nada tendrá que ver con Spider-man y parece que veremos cosas de What If en ella.

Ya dicho todo esto la película es puro fanservice, una aventura arácnida en toda la extensión de la afirmación, traer de vuelta a Tobey y Andrew, es prueba de que los estudios tienen que escuchar lo que los fans quieren. Cómo clientes tenemos derecho a pedir lo que queremos consumir así sean tacos en un restaurante de hamburguesas, es decir, nosotros, como fans, hicimos No Way Home, literal hay muchos memes plasmados en la cinta, alguien hizo un perfecto trabajo de investigación, prácticamente la película está hecha de todas las teorías, memes, supocisiones e ideas hechas por los fans desde que un tazo con la araña equivocada salió al mercado.

La película flaquea un poco al justificar las razones y los porqués, pero eso no importa, de hecho se cubren los huecos mejor que en Endgame y la verdad, esta cinta es más épica que la mencionada por el simple hecho de traer de vuelta a los dos héroes de dos generaciones. Porque la manera en que sus sagas concluyeron nos hacía sentir que nos faltaba algo y como fanáticos de Spider-man ahora es fácil sentirse completos. Hicieron un magnífico trabajo negando lo evidente una y otra vez, se siente un gran respeto para todos los seguidores, sin mencionar ese gran cariño que ambos actores tienen por el personaje, Andrew Garfield mencionó una vez que lloró cuando usó el traje por primera vez, pues ahora con su regreso ha hecho llorar a miles, mientras que por su lado Tobey Maguire puso eufórica a la gente con su regreso convirtiendo cines en estadios de fútbol, algo que para que sucediera en una película de Avengers necesitó más de 20 personajes, sin duda Spider-man ha demostrado que puede ser la cara del MCU y por fin Tom Holland puede heredar ese legado sin reproches porque es la primera vez que su versión calza con el hecho de que UN GRAN PODER CONLLEVA UNA GRAN RESPONSABILIDAD.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.